domingo, 11 de junio de 2017

O. Coleman.

 (by  google)



Un día como hoy hace dos años acababa de morir Ornette Coleman, free hasta el final.

Es imposible escuchar jazz (de Louis Armstrong a Miles Davis, de Charlie Parker a Ornette Coleman) sin reponer, en el acto mismo de la escucha, la tradición jazzística anterior. Esa tradición está presente incluso en las ausencias, en los silencios de la tradición, en las rupturas.

El sonido de los instrumentos en el jazz, que es diferente del sonido de esos instrumentos en todo el resto de la música, está construido en continuidad o en debate como homenaje o como crítica de la tradición. Cada gran músico de jazz escucha todos los sonidos anteriores de su instrumento hasta alcanzar el que va a ser particularmente suyo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario